232015Sep
¿Cuál es el mejor tratamiento para los juanetes?

¿Cuál es el mejor tratamiento para los juanetes?

Al momento de valorar un paciente con juanetes es muy importante determinar el grado de deformidad (leve, moderada o severa), la magnitud del dolor, las limitaciones que tiene en su vida diaria (uso de calzado, actividades del hogar, deporte), las probables causas para que haya desarrollado su deformidad, sus enfermedades asociadas (reumatismo, diabetes) y cuales son sus expectativas con el tratamiento.

El tratamiento inicial siempre es conservador o sin cirugía y esta encaminado a aliviar los síntomas del paciente. Las deformidades solo se pueden corregir con cirugía y lo que se intenta es evitar que sigan progresando y causen más dolor. El paciente debe en primer lugar cambiar el tipo de calzado que usa a uno más amplio, se le indica el uso de aparatos ortopédicos como separadores interdigitales durante el día y en la noche correctores para enderezar el dedo gordo, junto con medicación y fisioterapia.

Los casos severos y aquellos que no mejoran en el transcurso de 3 a 6 semanas necesitarán tratamiento quirúrgico. Al ofrecerle una cirugía al paciente siempre se crea un temor debido a los riesgos o complicaciones que puedan presentarse, al tiempo de recuperación y el grado de mejoría que puedan encontrar.

juanetes2

Actualmente la cirugía ha logrado con éxito mejorar las técnicas para tratar este tipo de deformidades, dejando de lado a procedimientos más agresivos e incapacitantes para el paciente. Uno de estos logros es la microcirugía del pie o cirugía percutánea la cual se realiza a través de heridas de 2-3mm mediante las cuales se logra corregir todas las deformidades del pie en una misma cirugía, con anestesia local y permitiéndole al paciente la marcha inmediata. Anteriormente las heridas para corregir estos problemas no eran menores a 5cm, se debía colocar clavos, placas o tornillos, y el paciente debía permanecer en reposo alrededor de 4 a 6 semanas, limitándolo considerablemente.

El éxito de la cirugía percutánea se basa en que debido a que las heridas son muy pequeñas pacientes que antes no podían operarse por problemas circulatorios o por diabetes, pueden hacerlo con menos complicaciones; a su vez es posible no solo corregir el problema del juanetes sino en la misma cirugía, en caso de ser necesario, corregir además los problemas de los otros dedos.

La preocupación mayor siempre es si la deformidad puede volver a presentarse, lo cual es poco probable siempre y cuando el especialista realice una correcta valoración y corrija todos los elementos de la deformidad y, por otro lado que el paciente evite los factores externos que causan deformidades como el calzado, lo cual es un poco más difícil de controlar principalmente en la mujeres.




Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *