162015Dic
Uñeros: ¿a qué se deben y cómo evitarlos?

Uñeros: ¿a qué se deben y cómo evitarlos?

¿Has tenido un uñero? Nos referimos a la molestia causada por una uña enterrada en el dedo gordo del pie, que en su mayoría afecta a personas que utilizan calzado ajustado y/o cerrado, o que quizás por la forma de sus uñas tienen predisposición a generarlos. El uñero, conocido técnicamente como onicroquiptosis (término médico), es una dolencia que podemos evitar si tenemos el debido cuidado con la higiene de nuestros pies, así como también con la elección adecuada de calzado.

Esta patología de fácil prevención, suele atacar en su mayoría a jóvenes,  con gran tendencia a una degeneración ungueal por motivos no relacionados curiosamente con la edad. Para entender mejor, cuando surge un uñero automáticamente se ven afectados los tejidos ungueales o circundantes a la uña, lo cual suele provocar dolor, edema, y un exudado purulento inclusive, que si no se atiende de inmediato puede terminar en una infección muy dolorosa e hinchazón en el dedo.

Hay que recordar que igual es una dolencia de la que nadie está exento y que por ello se debe tener en cuenta la correcta higiene de los pies, lo cual incluye cortar las uñas cada cierto periodo y de la forma más indicada para evitar consecuencias como estas. En primer lugar el tipo de instrumentos a utilizar es importante, ya que no se deberían emplear cualquier tipo de tijeras para cortar las uñas, sino recurrir a alicates o cortauñas que son los más acertados para evitar heridas o cortes irregulares que pongan en riesgo la salud de tus pies.

uñero_centrodelpieytobillo2

En segundo lugar, una vez que contamos con el instrumento indicado, se debe realizar cortes rectos y sin profundizar en las esquinas de los dedos, para evitar lesiones en la piel. Dado este punto, es recomendable que las mujeres cuando acuden a realizarse la pedicuría en un salón de belleza, se encarguen de averiguar el tipo de instrumentos que se utilizarán y además que los cortes sean lo menos invasivos posible, ya que es muy fácil ocasionar una infección a través de cortes de uñas. 

Respecto a factores que nos predisponen a generar uñeros, también está el exceso de sudoración en los pies, ya que si utilizamos un calzado que no  deja respirar los pies, esto puede llegar a causar el reblandecimiento del tejido ungueal, dando la oportunidad a que se den infecciones por hongos, como por ejemplo la onicomicosis. 

La utilización de zapatos cerrados y apretados por mucho tiempo también puede presentar un escenario para padecer de uñeros, por lo tanto, habría que estar atentos a que cada cierto periodo los pies descansen de ese encierro y puedan respirar mejor, así como también tener en cuenta la constante higiene de estos lo cual incluye un corte de uñas.